Un GP muy Kimi Raikkonen, un GP muy soso

28 04 2008

Se nota que ha ganado un GP de F1, su cara lo dice todo.

Cuando en un Gran Premio lo que es noticia es un accidente (por lo grave) y una rotura de motor (por ser nuestro piloto) algo falla en la F1. Conseguí grabar el GP y que nadie me avisará del resultado, pero visto lo que ocurrió ya me lo podían haber dicho. Vaya aburrimiento, por primera vez en mucho tiempo que no voy al Circuito de Cataluña y menos mal, porque para ver la carrera de ayer donde la única emoción era el tiempo que Fisichella iba a durar hasta que Heidfeld le pasará por encima, mejor en casita.

La Q3 fue lo que de verdad dio emoción al fin de semana y lo que permite que no dramaticemos mucho con el resultado. Todos somos ahora optimistas con respecto a los siguientes Grandes Premios, pero el podio sigue muy lejos. La rotura de motor lejos de ser “cosas de las carreras” me parece de manera simple, inaceptable. No sirven las excusas, han fallado. Por mucho segundo ciclo que se preste, por muy duro que fuese Bahrein un propulsor de un equipo que espera volver a estar arriba no puede reventar así por las buenas. El motor tendría que aguantar sin problemas dos carreras en Bahrein. Alonso es muy correcto en sus declaraciones pero estoy convencido que ya habrá hablado con el encargado de dar un tirón de orejas en Viry-Chantillon. No se si os fijasteis en el detalle de la cámara subjetiva en el momento de la rotura, cuando el coche pierde potencia, Alonso se da cuenta enseguida, apaga el motor y se retira a la cuneta. Esto es un detalle muy Michael Schumacher y que muy pocos pilotos hacen, muchos de ellos si pueden y mientras el motor se va destrozando intentan llegar a boxes para no andar demasiado. Consecuencia, el motor se convierte en un amasijo de metales en donde no es posible identificar nada. Alonso al apagar el propulsor consigue mantenerlo en un aceptable estado para que los ingenieros puedan tener una mejor oportunidad de ver el problema que causó la rotura.

El que Nelson hiciera el GP que hizo solo puede deberse a que salió desatado y sin nada de paciencia. Hizo una buena sesión de clasificación pero arruinó su estrategia de alta carga de carburante por unas primeras vueltas muy impetuosas. El tiempo pasa juega en su contra, sigo insistiendo en esto, tiene que mejorar pronto.

En BMW estuvieron muy blanditos este fin de semana, Kubica ha confirmado que está un pasito por delante de Heidfeld en velocidad pura en el vuelta a vuelta y que Nick va a necesitar algo más que su constancia (que no tuvo reflejo ayer) para doblegar al excelente polaco. En Turquía veremos donde están realmente, ayer creo que fallaron en todos los planteamientos tanto de carrera como de calsificación

En McLaren Hamilton consiguió el primero de los 15 cajones que prometió. Animo chaval que solo quedan 14. Su pilotaje fue bueno, pero no pudo evitar deleitarnos con sus pasadas de frenada y quemaditas de goma, erráticos los de Woking se beneficiaron de un BMW muy relajado, Kubica acabó cerca por lo que un planteamiento más agresivo de los de Sauber habría puesto contra las cuerdas a Lewis. En cuanto a Heikki tenía el ritmo antes del golpe, pero lo que me sorprendió fue la salida en donde Lewis casi golpeó a Kovalainen, de esto no se habla pues el golpe es prioritario pero Hamilton comprometió la carrera de Heikki desde mucho antes.

Ferrari ha entrado en su dinámica de arrasar con todo como años antes. Kimi está enorme y Massa vuelve a fallar en clasificación y en carrera. No tiene el ritmo de Kimi, Bahrein será su circuito pero en general Kimi exprime más el Ferrari, que como ya comenté en pretemporada se ha concebido pensando más en el finés que en el brasileño. Veremos como avanza la temporada pero claramente se ha roto el pelotón de la F1. Tenemos a Ferrari en cabeza en solitario, después el grupo perseguidor con BMW y McLaren que no les dan alcance, y un pelotón detrás de estos tres equipos en los que nadie se pone de acuerdo para acercarse a los escapados. Ferrari va aumentando la distancia por momentos.

Del resto del GP señalar el gran lotería que se vivió en la parte de atrás y cuyos ganadores resultaron principalmente Nakajima y Button. Honda cosechó tres puntos inesperados y Nakajima elimina dudas acerca de su pilotaje. El resto en los puntos fueron los infatigables Webber y Trulli que están cuajando ambos sus temporadas más constantes.

La nota del desastre se la otorgo a Coulthard de nuevo que cuenta sus abandonos por golpes y Toro Rosso donde esperamos que empiecen pronto a terminar carreras.

Anuncios